Tarjeta de credito: ¿Cómo tener un buen record crediticio?

Uno de las definiciones más repetidas en el sistema financiero es el récord crediticio, mediante ello las entidades financieras toman en cuenta al momento de evaluar la entrega de un crédito.

tarjeta de credito

El record o historial crediticio, es una definición muy importante la cual las entidades bancarias se basan sobre ello para evaluar futuros prestamos, a continuación se detallara por que se repite mucho dicha definición.
En primer lugar, se encuentran las centrales de riesgo. Con el propósito de evaluar si es conveniente prestar dinero o no. En otras palabras, quiere decir si hay una óptima probabilidad de quien recibe el crédito llegue a cumplir los acuerdos del crédito.
“Se entiende por récord crediticio a la calificación que una persona mantiene ante las centrales de riesgo, producto de su comportamiento en el pago de sus obligaciones”, señaló Eva Céspedes, gerente de Relaciones con el Consumidor de Asbanc.
La forma más sencilla de observar este comportamiento es a través del pago de sus deudas, si está al día o qué tanto se retrasa.
 
Si presenta una demora mayor a ocho días, comenzará a ser calificado:
► Con problemas potenciales: 9 a 30 días.
► Deficiente: 31 a 60 días.
► Dudoso: 61 a 120 días.
► Pérdida: más de 120 días.
 
El récord crediticio tiene una función principal: que las empresas sepan si usted acostumbra a cumplir con el pago de sus deudas, criterio importante al momento de solicitar un crédito.
Obviamente, cuando recién comienza a incursionar en el mundo financiero, no ha construido nada del historial. Y recuerde, este es un punto importante que diversas entidades consideran para aprobar un crédito para, digamos, comprar un departamento o vehículo.
“El historial crediticio se construye, en primer lugar, contratando productos activos (préstamos, tarjetas de créditos, entre otros) y nuestra conducta respecto al pago, determina la calificación”, apuntó la experta.
Claro que uno no está exento de problemas, y puede que se atrase con sus obligaciones. En ese caso, tendrá una mala calificación. Pero no es el fin del mundo. También se puede solucionar.
 
La opción más sencilla es pagar la deuda. No obstante, Céspedes menciona otras opciones para canalizar este pago.
“Una opción es la compra de deuda, buscando mejorar las condiciones del crédito inicial; otra puede ser a través de un refinanciamiento, si ya me encuentro en mora. Para ello debo acercarme al banco y solicitar esta refinanciación”, puntualizó.
Recuerde mantener un buen historial crediticio. Ello también puede favorecer para que usted acceda a menores tasas de interés cuando requiera solicitar un préstamo.

Add Comment